Cómo afrontar la noticia de un cáncer

Cómo afrontar la noticia de un cáncer

Aquí va uno de esos vídeos que no parecían tan difíciles pero que al final sacan unos recuerdos tremendos y finalmente resultan muy difíciles de grabar.

Además, he tenido que recortar y recortar porque me he enrollado muchísimo. Todo porque me gustaría facilitar el camino lo más posible a todos aquellos que tengáis que pasar por lo mismo que yo. Mi mayor deseo sería que mi experiencia os sirviera para llevarlo lo mejor posible.

Al principio parece todo malo, pero tened paciencia, seguid viendo el vídeo y llegará lo positivo, os lo prometo ;) Y si os gusta lo podéis compartir con todo aquel a la que le haga falta.

Espero que sirva a enfermos, familiares y amigos.

Categories: Mis cositas.

Las palabras que uno no quiere en su informe oncológico

Mala respuesta

No sé si he verbalizado durante estos meses estas palabras exactamente, pero si sabéis un poco de cómo van los tratamientos de cáncer de mama en general, los estándares, sabréis que normalmente la cosa acaba después de la quimio, la operación y la radio y si es hormonal, con el inicio de los 5 años de las pastillas adecuadas.

Yo hoy empiezo un nuevo tratamiento de quimio en pastillas de 6 meses y si alguno ha pensado un poco habrá llegado a la conclusión de que mi cáncer no va por el camino más recto.

Por mayo más o menos, después de la operación, fue cuando me dijeron que empezaría con una nueva medicación después de la radio. Y es cuando apareció la maldita frasecita en mis informes.

cancer-de-mama xeloda

“Ante la mala respuesta” no sabéis cómo puede doler esta frase en un informe oncológico… después de pasar por la quimio que pasé. Por eso quizá no lo he dicho exactamente con esas palabras durante estos meses.

Yo siempre he sido muy aplicada en mis estudios, siempre me ha dado mucha satisfacción sacar buenas notas. Y esto lo vivo parecido. Me aplico al máximo, me hacen las pruebas y a ver qué nota saco.

Una “mala respuesta” desde luego es un suspenso como la copa de un pino, después de todo lo que he aguantado tras cada sesión, de cuidar al máximo mi alimentación, de salir a caminar me apeteciera o no, hiciera frío o calor, de estar positiva a tope desde que cogí fuerzas para hacerlo…

Yo he puesto todo de mi parte y va y suspendo. Vaya mierda.

Además, aquí ya sabemos lo que está en juego…

Pero estoy orgullosa de mí. He cogido este “suspenso” y he seguido adelante estos meses, esforzándome, sonriendo, pasando unas vacaciones maravillosas y aquí estoy otra vez en septiembre dispuesta a recuperar y sacar una notaza.

Estoy orgullosa porque hace unos meses no hubiera sido capaz de hacerlo.

Es muy muy duro, no os lo voy a negar, pero hay que hacerlo. Y cuanto más sonriamos más fácil será el camino, os lo aseguro (aunque los que estáis todavía en proceso de aceptación no os lo creáis ni de broma).

Lo bueno es que se puede recuperar en septiembre, como dice mi médico “es bueno que haya una medicación”. Y no os quiero preocupar, no soy la única que suspende y luego aprueba con muy buena nota, he leído muchísimas historias con final feliz.

Vamos, estoy preparada.

Categories: Mis cositas.