Esta enfermedad no es de color de rosa

Tenía un poco de pudor de publicar esta foto, pero como dice mi marido es la imagen de alguien que se está curando, una nueva imagen resultado de la medicación que esta haciendo su trabajo. Y no es que el pelo me importe, es el hecho de no verme ya con mi aspecto normal ante el espejo.

He pasado unos días duros, he estado ingresada en aislamiento, me he cortado el pelo, pero sobre todo he perdido a una gran amiga, una persona muy especial que con la generosidad que siempre le ha caracterizado me estaba ayudando mucho en este camino. Por suerte nos sirvió para decirnos lo mucho que nos queríamos.

Esta enfermedad no es de color de rosa, aunque ahora parece que nos la quieran vender así en todos lados, a veces estamos mejor y otras peor, y las superheroínas para las películas. ¡Mil besos!

12112187_908136052604172_5054481697819774066_nb

 

Compártelo...Share on FacebookGoogle+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on Twitter