Mepitel para las grietas del pecho

Hoy os recomiendo el producto que me solucionó definitivamente mis problemas de grietas dando el pecho a mi Petardilla. Se trata de Mepitel. Unos apósitos que conocí gracias a mi amiga Teresa (además de amiga enfermera) y que me salvaron la vida cuando intentaba darle el pecho a mi segunda hija. Tenía las típicas, pero no por eso menos dolorosas, grietas en los pezones. Qué os voy a contar a las que habéis pasado por eso… ¡un horror! Entre toma y toma me daba las cremas que todo el mundo te recomienda. Pero nada, cada vez que la niña se ponía al pecho me volvía a abrir las dolorosas heridas. Muchas de vosotras llegado este punto desistís porque dar el pecho puede convertirse en algo inaguantable y no me extraña.

Las que estéis en esta situación y queréis continuar con la lactancia corred  a la farmacia más próxima y comprar los maravillosos apósitos Mepitel jeje. Son unas láminas porosas y transparentes que ayudan a cicatrizar. El paquete trae tres apósitos grandes que debéis cortar para vuestras heridas dejando, según sus instrucciones. 2 centímetros alrededor de ella. No duele cuando te lo despegas de la herida, no se pegan a las almohadilla de lactancia, te puedes aplicar una crema y después el apósito, no hay que limpiar antes de dar el pecho… y lo mejor de todo que ¡¡acelera la cicatrización de las dichosas grietas!!

A mí me fue genial y pude seguir dando el pecho a mi hija olvidándome del dichoso dolor. Cada mañana despúes de ducharme me ponía una lámina nueva y cada vez que daba el pecho a mi hija me lo pegaba con cuidado en el dorso de la mano. Cuando acababa me lo volvía a colocar y listo. Una maravilla.

Espero que os funciones y ya me contaréis…

 

 

 

 

Compártelo...Share on FacebookGoogle+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on Twitter