El cáncer ha vuelto

Cáncer de mama

Qué horrible título y qué horrible post tengo que escribiros. Menos mal que tengo fotos chulas :)

Ya os adelanté por RRSS que tenía varias cosas buenas y malas por las que estaba pasando y de las que no os podía adelantar nada de momento. Así que aquí por fin va una pero de las malas.

Sí, el cáncer ha vuelto. Me han detectado un tumor en el pecho bueno, en el que me quedaba. Pero vamos a rebobinar un poco.

LA RAZÓN DE ESTAS FOTOS

Este verano me hice unas fotos para tener un recuerdo de mi mastectomía porque a la vuelta del curso me iban a realizar la reconstrucción. Unas fotos bonitas, con fuerza, que quería de recuerdo y también para compartirlas aquí para dar energía a las que estuvieran pasando por mi misma situación.

CANCER POR SEGUNDA VEZ

Yo me sentía genial, lo necesitaba y además aceptaba con total naturalidad que me faltara un pecho. No tengo complejos y de hecho es parte de lo que soy ahora.

A la vuelta de las vacaciones mi idea era hacer un post bonito, reflexivo, sacando lo bueno de esta experiencia, hablando del tema también desde el punto de vista físico, de la belleza de las cicatrices. Una publicación que me apetecía compartir y que además deseaba de todo corazón que pudiera ayudar a la gente. Y así lo espero todavía con estas fotos, porque siguen transmitiendo la misma intención con las que se hicieron.

AUTOEXPLORACIÓN OTRA VEZ

Lo malo es que no me ha dado tiempo a publicar este texto cuando hace unas semanas noté una rojez super sútil en mi pecho derecho. Como si fuera de dormir boca abajo, o del sujetador… Totalmente liso y nada preocupante. Por desgracia pasaron los días y la piel seguía así, un pelín rojita. Se lo enseñé a mi marido y el no veía nada. Me hice fotos y se las envié a mi familia y a mis amigas a ver si veían algo…

Hago un inciso para recalcaros la importancia de la autoexploración y de los síntomas. TODOS estos pueden ser síntomas de cáncer. En mi caso un pequeño enrojecimiento de la piel, no tengo ni bultos ni nada.

síntomas cáncer de mama

Al final decidí ir a mi hospital (jamás os quedéis con la duda). Y allí me bastó con ver las caras de los médico y escuchar sus voces, qué familiar todo. Sabía que era malo pero siempre queda una pequeña esperanza. Me hicieron una biopsia de urgencia el lunes y este jueves me dieron el resultado: un tumor nuevo. ¡No me jodas hombre! Sólo estaba un poco rojito.

Y aquí estoy dándoos la super noticia. Había vuelto al trabajo, no sin alguna reticencia por parte de mi empresa que me supuso también un gran disgusto, y ni 3 días me ha dejado el maldito cáncer.

¿QUÉ VA A OCURRIR AHORA?

Me van a operar en cuanto puedan. Tengo un cáncer inflamatorio y se expande muy rápido. Otra mastectomía. Así que por lo menos me quedaré simétrica, plana, pero simétrica ;)

Y después otra vez la quimio y la radio… mierda

Todavía estoy asimilando la noticia. Tengo momentos muy malos. Se lo tengo que contar a mis niñas… Pero ya sabéis que no queda otra más que seguir adelante lo mejor que se pueda. O jodida o contenta. Y contenta es más fácil, eso lo puedo asegurar.

VIVE TU CÁNCER

Cuando le puse el nombre a mi otro perfil, @vivetucancer, me pareció un nombre precioso. Mi marido me aconsejó que quizá para los enfermos era un poco fuerte, yo ya estaba superándolo, y pensé que quizá sí, pero aún así quise mantenerlo para hacer comprender a la gente esa idea. La idea de que la vida no se para cuando te diagnostican un cáncer y que es él el que nos tiene que seguir y no al contrario, siempre que sea posible físicamente, obvio.

Así que ahora de verdad voy a tener que poner en práctica eso de “vive tu cáncer”. Esta vez sé más, esta vez estoy más preparada, esta vez no voy a dejar que me paralice.

No sé lo que pasará, pero yo vivir estoy viviendo de verdad desde el mismo momento en el que entendí el regalo que es cada día, así que no sintáis pena por mí.

Además, hoy os he dado una mala noticia pero tengo otras buenas que ya os iré dando. Ilusiones que me harán seguir adelante. ¡A vivir!

CANCER POR SEGUNDA VEZ

Lo malo es que estas fotos ya se me van a quedar obsoletas y me tendré que hacer otras con cero tetis jajaja ¡Besos!

Categories: Mis cositas.

No es oro todo lo que reluce

La cara B de mi sonrisa

Siempre os he insistido en que no soy valiente, ni una heroína. Que cuando te diagnostican un cáncer no te queda otra que tomar el camino que te van marcando los médicos y los tratamientos y hacerlo lo mejor posible, si se puede sonreír, se sonríe, y si no se puede, pues no se puede. Y con este post vuelvo a insistir en esta idea, por si os puede ayudar a los que estáis un poquito más bajos de ánimo.

Los post, el Facebook, los Instagrams etc normalmente reflejan lo mejor de nuestra vida, el lado más feliz, las cosas bonitas. Y es normal porque es cuando nos apetece más compartir. Y mis perfiles de RRSS no iban a ser menos y se han ido convirtiendo también en todo sonrisas, buenos momentos etc

como superar el cáncer

Está muy bien, sé que os anima a muchos, pero no quiero enseñaros siempre sólo la cara A de mi enfermedad, sobre todo cuando os he estado insistiendo que cada paciente necesita su proceso para sentirse mejor y todos tenemos derecho a nuestros momentos malos y de bajón.

Pero la verdad es que cuando estoy en mis malos ratos no se me ocurre hacerme una foto y tampoco me apetece escribiros algo. Pero necesito dejar claro que la enfermedad también tiene su cara B y no pasa nada por ello.

¿Cómo hacerlo? Pues la última vez que tuve un momento de bajón, que no fue hace mucho la verdad, cogí la cámara de fotos para mostraros lo más íntimo de mí, para compartir la otra cara de esta enfermedad, los malos ratos que intentamos esconder pero que son muy muy reales. En este caso creo que una imagen vale más que mil palabras. No me puedo desnudar más ante vosotros, sólo espero que os sirva de ayuda.

como superar el cáncer

Comparto algo tan personal para todos aquellos que tengáis malos momentos que sepáis que no sois los únicos, que no sois débiles, que es parte del proceso. Si necesitáis llorar, hacedlo. Tomaros vuestro tiempo. Si en nuestra vida lloramos por otras cosas con menos importancia, cómo no vamos a llorar por algo así, estaríamos locos o seríamos robots. Desahogaros lo que necesitéis pero luego intentar remontar y seguir para adelante lo mejor que podáis. Pero no pasa nada por flojear, es humano. Y como veis yo no siempre estoy contenta y feliz, aunque no os lo muestre.

Esta enfermedad es muy dura. A mí me ha destrozado, me ha partido en mil. Soy como un malabarista intentando que no se me caiga ninguno de los cachitos, porque como pierda alguno me voy a desmoronar y no sé si voy a poder levantarme. El aspecto psicológico está siendo el más duro para mí sin duda. Espero que llegue algún momento de calma en el que pueda volver a colocar cada pieza del puzzle. Mientras, lo que hago es estar lo mejor posible, sonreír, ser feliz e intentar llevar los momentos de bajón, que son muchos no os penséis, con paciencia y remontar.

Un beso y mucho ánimo.

 

Categories: Mis cositas.

La dictadura del optimismo en el cáncer de mama

Una exigencia más para las enfermas

Cinco meses me ha costado escribir el anterior post en el que os hablaba simplemente de cómo descubrí mi cáncer de pecho. Así que os podéis hacer a la idea de lo mal que lo he pasado estos meses y la lucha interna que he tenido que lidiar entre lo que sentía y la actitud que te dicen que debes de tomar ante esta enfermedad para vencerla.

EL OPTIMISMO

El optimismo, esa es la palabra clave. Desde que te diagnostican no paras de oírla por todos lados: médicos, familia, amigos… parece ser la llave para superar esta enfermedad. Pero qué pasa en realidad, que a ti te acaba de caer un jarro de agua fría y se te ha abierto el suelo bajo los pies y de pronto todo el mundo te insiste que el optimismo es uno de los factores que hará qué te cures, ¿estamos locos? Es lo último que te pide el cuerpo.

Sé que hay gente que es capaz de coger las riendas desde el principio y llevarlo con positividad. He leído un montón de post de mujeres súper valientes que hablan de que en pocos días tuvieron claro que su actitud era un factor clave y decidieron llevarlo con optimismo desde el principio. De verdad que las admiro, pero yo he sido incapaz y al leerlas aún me he sentido más culpable y más débil.

Así que con este fin viene este post, para desahogarme un poco por los malos momentos vividos y para que otras personas que estéis en mi situación sepáis que no sois los únicos que no encontráis ese optimismo tan fácilmente y no os sentáis culpables como yo lo he hecho muchas veces.

actitud positiva y cáncer

¿LA CURA DEL CÁNCER ES UNA LUCHA?

Cuando se habla de curar el cáncer es muy común usar la palabra lucha y cargar esta batalla a las espaldas del enfermo, otra carga más. Pero yo no lo veo como una lucha del paciente porque, ¿algo tendrán que ver los médicos también?

Yo lo veo más bien como un trabajo en equipo entre los doctores y el paciente, como toda enfermedad, y por desgracia creo que la suerte también tiene algo que ver ya que desconocemos tanto sobre esta dolencia…

Pero lo de la lucha no me gusta, porque si todo acaba mal, qué significa ¿qué nos ha ganado? ¿no he estado lo suficientemente alegre? Me niego, es una enfermedad grave como hay otras que por desgracia evolucionará mejor o peor.

LAS EXIGENCIAS DEL LAZO ROSA

A esta lucha de la que hablamos se le añade la exigencia de lo que yo llamo el lazo rosa. El símbolo que se utiliza para apoyar la lucha contra esta enfermedad. No me entendáis mal, todo apoyo es genial pero creo que la imagen que acompaña a esta reivindicación no refleja la enfermedad, es muy edulcorada e incluso a veces demasiado bonita.

¿Qué exigencias trae implícitamente esta imagen para nosotras? Pues la responsabilidad de lucha de la que hablamos, el llevar la enfermedad con optimismo, tener buen aspecto a pesar de todo, la sonrisa, quejarnos lo menos posible, intentar seguir haciendo lo mismo que hacíamos antes como si no pasara nada… Mucha carga y responsabilidad para alguien que está pasando un momento tan duro, ¿no?

Además, igual me equivoco, pero creo que esta exigencia va dirigida a las enfermas de cáncer de mama por ser la mayoría de ellas mujeres, una imposición más para el sexo femenino. Otra forma de machismo y de seguir exigiéndonos ese papel de sufridoras en silencio. No es tan habitual pedirle a un enfermo de pulmón o de colon “Anda, sonríe, ponte guapo y sal a la calle que es fundamental en tu curación” o me equivoco.

Lo único que hace esta exigencia es hacernos sentir culpables por encontrarnos mal y no tener ese optimismo que nos piden y sentirnos mal pensando en que no estamos ayudando en nuestra propia cura. Además, pienso en dos amigas súper positivas, optimistas y alegres que por desgracia murieron de esta enfermedad y si la ilusión curara ellas estaría todavía aquí seguro.

CÓMO LLEVO LA ENFERMEDAD

No sé si todo el mundo lo lleva así y es la realidad y la cara b de tanta publicidad sonriente adornada de lazo rosa, pero para mí la noticia fue un mazazo. Se me paró el mundo de golpe.

Como anécdota os contaré que no lloré nada de nada en el hospital cuando me dieron la noticia, de allí quise ir a Carrefour, ya veis, qué idea más rara jaja Allí compré todo tipo de productos ecológicos, superalimentos… que se me ocurrieron en aquel momento, ya sabéis que yo ya leía cosas de dietas anti-cáncer antes de mi diagnóstico. Y ya bajando al parking del centro comercial en las escaleras mecánicas llevando la compra exploté y me puse a llorar. Pero debo ser de las pocas personas que después de un diagnóstico de cáncer así se va directamente al supermercado jajaja.

Estos meses lo he pasado fatal. He llorado muchísimo, pero un llanto doloroso que me salía como de las entrañas y me destrozaba todo el cuerpo. Como jamás he llorado. Primero por mis hijas, por la idea de dejarlas sin madre y de legarles esa tristeza. Yo que siempre he querido transmitirles un mundo de fantasía y optimista. Y segundo, por mi familia entera por traerles esta pena.

He sufrido mucho, muchísimo. Pero una cosa es sufrir, no poder sonreír, estar triste o seria y otra cosa es no poner de mi parte en mi curación, y eso sí que lo he hecho. Llevo mi dieta a rajatabla desde el primer día gracias a mi padre, voy a andar todo lo que puedo y más y hago todo lo que me dicen mis médicos.

actitud positiva y cáncer

POR QUÉ HAY QUE LLEGAR A ESE OPTIMISMO

Yo llevo unas semanas mejor, creo que ya estoy en el buen camino del optimismo. Eso sí, creo que hay que conseguirlo por nosotras para que cada día de tratamiento sea más fácil y para nuestras familias, para que esa pena que les hemos traído sin quererlo sea más llevadera.

Desde que he dejado de sufrir tanto mi cuerpo se ha relajado, he empezado a respirar profundamente, he dejado de estar tan callada y tan seria, he comenzado a pensar en otras cosas, puedo hablar del pasado y del futuro… y como veis, he empezado a escribir ;) porque antes no podía ni hablar del tema sin llorar.

Hay muchas formas de conseguirlo y yo lo he hecho gracias a la medicación. Pese a mi resistencia, casi 3 meses después de mi diagnóstico mi equipo médico prácticamente me obligó a tomarme unas pastillas suaves para relajarme y bendito el día en el que lo hicieron. Yo quería hacerme la valiente y afrontar todo “a pelo” como si tuviera más valor, pero el día que empecé con las pastillas volví a ser yo al 90%. Así que no os de vergüenza u os sintáis más débiles porque hay muchas cosas para llegar a este optimismo: reiki, yoga, deporte… y también psicólogos y medicación.

Pero sobre todo el mensaje es que:

  • no os sintáis culpables por no llevarlo con una actitud positiva
  • que la cura no es responsabilidad vuestras
  • que llegará el momento en el que os sintáis mejor
  • que cada persona necesita su tiempo
  • y que hay muchas maneras de encontrar este optimismo.

Muchos besos y ánimo.

Categories: Mis cositas.