Trucos con lejía

Y falsos mitos

La pasada semana tuve la oportunidad de asistir a un evento sobre la lejía de la mano de Henkel y sus productos Neutrex, Conejo y Estrella, bajo el hashtag #yotambienconfioenlalejia. La verdad que no sabía muy bien lo que me iba a encontrar, pero resultó una cita interesantísima sobre el producto en cuestión.

LIMPIAR CON LEJÍA

Voy a haceros un resumen de lo que más me llamó la atención y os voy a compartir unos cuantos trucos interesantes que aprendí y otros de mi cosecha.

Lo primero, la diferencia entre limpieza y desinfección, que no es lo mismo y es muy importante.

LIMPIAR CON LEJÍA

Segundo, para qué sirve la lejía:

LIMPIAR CON LEJÍA

Tercer dato súper interesante, los lugares de nuestra casa con mayor concentración bacterias. Como bien nos enseñaron en la charla, por un lado el asiento del WC con 120 bacterias por cm2 y pero sobre todo la cocina (¡oh Dios mío!), es especial las esponjas y trapos con 134.000 bacterias por cm2. ¿Verdad que vais a mirarlos de forma diferente? jajaja

LIMPIAR CON LEJÍA

También tuvimos la oportunidad de hablar sobre verdades y falsos mitos alrededor de la limpieza y desinfección. Os invito a que los leáis porque son muy interesantes, prácticos para el día a día y seguro que descubrir cosas nuevas y útiles.

LIMPIAR CON LEJÍA TRUCOS CON LA LEJÍA Y SOBRE DESINFECCIÓN:

Voy a hacer una recopilación de truquillos para utilizar la lejía que aprendí gracias a Henkel y otros de mi propia cosecha sobre lejía y desinfección, espero que os sean útiles e interesantes:

  • Para limpiar la goma de la lavadora, empapar un paño o los que hagan falta con lejía y colocarlo sobre las zonas ennegrecidas, para llegar a las zonas más difíciles podéis poner también algunos algodones para que el producto acceda mejor. Dejadlo así toda la noche. Después os recomiendo limpiar bien, incluso poner una lavadora de blanco para no tener problemas con las prendas de color.
  • Cambiar las toallas del lavabo cada 3 días, por ejemplo. Allí se concentran bacterias que además pueden proceder de diferentes personas si el baño es compartido. Usar toallas blancas o de colores claritos para poder limpiarlas con lejía y desinfectarlas del todo.
  • Dejar en remojo con agua y un poco de lejía los trapos y esponjas de la cocina para desinfectarlas y cambiarlas cada día o cada dos días para tener máxima higiene.
  • Cuidado con los utensilios de cocina, no usar los que usamos con cosas crudas con comida cocinada, o cortar por ejemplo pollo crudo en una tabla y después verdura. Limpiar todo bien antes o cambiar.
  • Ojo con las tablas para cortar, no hacer contaminaciones cruzadas y usar preferentemente las de plástico que de madera, son más fáciles de limpiar en profundidad.
  • Si no usamos lejía en la lavadora, hacerlo de vez en cuando con la ropa blanca. Además de limpiar las prendas desinfectará la máquina por dentro. Yo también le echo un chorrito de vinagre contra la cal.
  • Limpiar las juntas de las baldosas de los baños con lejía para quitar el color negro que se queda con el tiempo, no sólo por estética, sino porque detrás de ese color se esconden hongos y bacterias.
  • Echar un poco de lejía en el lavavajillas de vez en cuando, sobre la misma tapa del electrodoméstico para desinfectarlo antes de cerrarlo y darle un buen aclarado.
  • Desinfectar bien las superficies la cocina, donde se mezclan los alimentos (que son los que introducen la mayoría de los gérmenes en casa).
  • Usar lejía con una jeringuilla para los típicos juguetes de baño para desinfectarlos  y aclarar bien con agua. Aunque a mí me convence más tapar el agujero con silicona.
  • La lejía no daña el parqué, lo importante es escurrir bien la fregona por el agua, seguir las indicaciones de cantidades que aparecen en el producto. La lejía se puede usar en todas las superficies menos en moquetas, alfombras y aluminio.
  • La lejía se puede usar en ropa blanca, clarita y en algunos colores sólidos. Pero mucho cuidado con el color, hacer alguna prueba antes donde no se vea.
  • Una buena ventilación y lejía puede evitar muchas molestias para las personas con alergia al moho.
  • Podemos desinfectar verduras y frutas siguiendo la dosis marcada en el producto (lejía Conejo, no de ropa ni con detergente).
  • Cuando tenemos una tubería a la que le cuesta tragar, se puede verter lejía caliente por el desagüe, dejar actuar 15 minutos y volver a abril el grifo para limpiar.
  • Y para la limpieza de un sin fin de cosas como muebles, paredes, maletas, armarios… se puede usar una bayeta mojada en agua con unas gotitas de lejía.

Bueno, ahí ha ido un buen número de truquillos jajaja no os quejaréis.

ROPA Y LEJÍA: PRUEBAS EN DIRECTO

Durante el evento pudimos comprobar los efectos de la lejía con manchas difíciles de quitar muy frecuentes en niños, metimos también calcetines de color en lejía (nos gusta ir al límite jaja) y pudimos comprobar cómo actúa este producto en unos botecitos transparentes.

Aquí veis la prueba de las manchas difíciles. La selección de productos está hecha a conciencia jajaja. Zumos, tomate… que no son nada fáciles de limpiar. En la segunda foto podéis comprobar cómo se mancharon los dos bodys de forma simétrica y la última foto es el resultado después de 15 minutos de la prenda en agua fría con lejía. Maravilloso.

LIMPIAR CON LEJÍALIMPIAR CON LEJÍALIMPIAR CON LEJÍA

Después, constatamos este mismo proceso en botes transparentes. Ensuciaron el agua con los mismos productos que en la prueba anterior y dejaron actuar. Pudimos ver claramente y en poco tiempo cómo la lejía limpiaba completamente el agua manchada.

LIMPIAR CON LEJÍALIMPIAR CON LEJÍA

Finalmente, el equipo de Henkel sumergió un buen número de calcetines de color en agua con lejía (de color, sí ) y las prendas aguantaron perfectamente. Eso sí, mucho cuidado con qué prendas hacéis este proceso. Yo creo que depende del tejido y los sólidos que sean los colores, pero mucho cuidadito.

LIMPIAR CON LEJÍALIMPIAR CON LEJÍA

Y hasta aquí el mundo lejía. La verdad es que antes de esta charla no me agradaba mucho el olor a lejía, pero después de aprender muchas cosas y utilizarla en mi casa en los truquillo que he aprendido ya lo asocio con limpieza y desinfección y estoy pensando cuál es el siguiente sitio en el que lo voy a usar jajaja Oye, y tampoco os volváis una locas de la pulcritud por mi culpa, todo con moderación .

Compártelo...Share on FacebookGoogle+Share on LinkedInPin on PinterestTweet about this on Twitter